Entre 20€ y 40€, Gastronomía, In situ, Restaurantes, Salamanca — 17 diciembre, 2013 at 7:02

TreZe, cocina de mercado con excelente materia prima

por

Hasta ahora no habíamos sido muy aficionados a probar platos de caza, aunque si nos encanta descubrir nuevos sabores y sobre todo sitios con excelente materia prima que saben combinarla a la perfección con productos de temporada, como es el caso del restaurante TreZe, situado en el barrio de Conde Duque.

Muchos son los sitios interesantes que estamos descubriendo últimamente en la zona con los que nos estamos llevando gratas sorpresas, como la de este restaurante con el joven chef Saúl Sanz como propietario y en los fogones, junto a su mujer Elena Ursu al cargo de la repostería. Saúl, en su constante búsqueda de placeres nuevos para el paladar, realiza constantes cambios en su carta con cada estación del año, seleccionando las mejores materias primas de cada una de ellas consiguiendo obras de arte con cada plato.

TREZE restaurante

TreZe es un restaurante moderno y algo barroco, un sitio acogedor con grandes ventanales por los que durante el día entra mucha luz natural. Y durante la noche, una iluminación tenue junto a los tonos crema y negro predominantes, crean un ambiente muy agradable donde se puede disfrutar de una tranquila cena sin mucho ruido que te moleste. Una de las cosas que más nos ha gustado de Treze es la no masificación de mesas, hay un reducido número de mesas con acertada separación entre estas, dando la intimidad necesaria y creando espacios en los que cada degustación se convierta en una experiencia.

TREZE restaurante

La cocina que te encontrarás en TreZe es cocina de mercado tradicional renovada adaptada a cada temporada, por lo que en nuestra visita no podían destacar otros que los platos de caza y setas, que son los productos estrella de esta temporada. Platos con productos como el jabalí, gamo, ciervo, liebre, perdiz…

TreZe no ha querido perder ese trato cercano con el cliente, además de un servicio exquisito por parte del personal, el propio Saúl, a lo largo de las comidas-cenas, presenta alguno de sus platos o pasa posteriormente para preguntarte que te ha parecido, explicando el motivo de la creación y comprobando que todo esté correcto, algo que suma puntos a la velada.

Así que aprovechamos la oportunidad de conocerle y dejamos que él nos recomendase alguno de sus platos.

La experiencia gastronómica comenzó con unos aperitivos, cecina ibérica  y tartar de vieira, con una amplia selección de panes y un delicioso aceite de oliva virgen extra de Valderrama (que hemos de confesar que repetimos). Las vieiras me supieron a gloria, aún creo estar saboreándolas.

TREZE restaurante
De izd a drcha: Cochinillo asado, Terrina de foie, Alcachofas confitadas, Cecina ibérica y Coca de ciervo

El primer plato que degustamos fue Terrina de foie financier de naranja con pera y jengibre (16,50€), un plato delicioso, no habíamos hecho nada más que empezar y ya estaba el listón alto. Le siguió Coca de ciervo con cebolla asada y hojas (14,50€), crujiente la coca bajo unas finas láminas de ciervo, uno de los mejores platos de la cena, sorprendente, nunca habíamos probado el ciervo y nos gustó.

Le siguieron unas Alcachofas confitadas a la brasa (14€), una forma diferente de probarlas, un plato de sabor rico, y eso que las alcachofas no suele ser uno de los platos que solamos pedir en restaurantes, pero aquí nos lo recomendaron y acertaron. El siguiente plato con un fuerte olor y sabor a ahumado, Huevo a baja temperatura con setas de temporada y aromas (13,50€) que sirven de forma original, un plato que nos encantó y en el que mojamos bastante pan, tenéis que probarlo. El olor a ahumado inunda el salón cada vez que lo sirven, dándote ganas de repetir.

TREZE restaurante
De izq a drcha: Huevo a baja temperatura, Quesos artesanos, Tartar de vieira, Aquellos maravillosos años y Chocolate blanco con cremoso de violetas

Tras los entrantes que pedimos a compartir, llegaron los platos de carne, aquí nos costó decidirnos y Saúl tuvo que echarnos una mano. El primer plato recomendación del chef, Gamo asado con setas, castañas y membrillo (18,50€), nunca había probado el gamo (fue un día de descubrimientos), y he de decir que para mí fue uno de los platos estrella de la cena, una carne suave y de rico sabor que se cortaba con gran facilidad, la combinación de sabores no podía ser más acertada.

TREZE restaurante
Gamo asado con setas

El segundo plato que nos sorprendió de carne fue el Cochinillo asado con papas y pesto rojo (18€), otro plato delicioso, nada pesado y de gran sabor, nos costó no rebañar el pesto, otro de los platos que no podéis dejar de probar. Y ya por último, Pluma de ibérico al sarmiento, mazorquita de maíz y salsa BBQ (16,50€), servido de forma original en forma de pinchos con un fuerte sabor ahumado, le acompaña una suave salsa barbacoa.

TREZE restaurante
Pluma de ibérico al sarmiento

Curiosamente a cada uno nos gustó un plato diferente de carne…

En este tipo de cenas, donde disfrutas tanto con cada plato, muchas veces temes que los postres no estén a la altura y borren ese gran sabor de boca que te ha dejado cada uno de los bocados. En este caso nos chivaron por adelantado la buena mano en la repostería que tiene Elena, así que nos volvimos a dejar asesorar en parte. Los postres se elaboran en la propia cocina, y se nota las tablas y el mismo esmero que pone su marido en la búsqueda de la excelencia.

Ya conocéis mi parte golosa, así que no pude resistirme a escoger el Chocolate blanco con cremoso de violetas y sorbete de frambuesa (6€), sorprende el juego de texturas sobre un bizcocho esponjoso de chocolate blanco. Pedimos también Aquellos maravillosos años… cola, algodón de azúcar y chicle (6€), es sorprendente los sabores intensos de este postre, que lleva incluso peta zeta, el postre que más nos gustó… y eso que somos chocolateros.

Y en último lugar, Quesos artesanos con confituras (6€), una tabla de cuatro quesos artesanos que van de sabores más suaves a más intensos, un postre que no estaba mal, aunque nos chocó encontrarnos una tabla de quesos de postre, pero estaba rica la combinación con confitura.

La cena fue regada con deliciosos caldos. TreZe cuenta con una carta de vinos seleccionada por el sumiller y enólogo Daniel Roset.

Comer o cenar en TreZe es toda una experiencia de alta gastronomía con un precio razonable en relación a la calidad de los productos, platos innovadores que merece la pena probar. Estamos seguros de que os gustará, nosotros volveremos a repetir.

¿NOS VEMOS EN TREZE?

RESTAURANTE TREZE

Trasladado a C/ General Pardiñas, 36.
Teléfono: 91 541 07 17
Precio medio: 35€-40€
Horario: De martes a sábado de 13:30 a 16:00h y de 20:30 a 23:30h, cerrado lunes y domingo noche.
Metro: Plaza de España
www.trezerestaurante.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad