Cafeterías, Gastronomía, In situ — 12 marzo, 2015 at 8:21

Monkee Koffee, slow coffee en Chamberí

por

Me considero una amante del café, el aroma de un buen café me trae recuerdos de infancia, recuerdo escuchar a mi madre en la cocina con el molinillo preparando café al momento, seguido del aroma que inundaba la casa, muy buenos momentos. Antes era más normal comprar el café en grano y molerlo directamente en casa, ahora con las prisas es al contrario, te acostumbras a prepararlo corriendo (ya envasado y molido) por la mañana para meter cafeína en vena que te despierte y no perder tiempo para irte a trabajar.

Monkee Koffee

El momento del café es un acto social, ¿Cuántas veces has dicho quedamos para un café y has acabado tomándote unas cañas? Nosotros unas cuantas 😉 , hablar del momento del café es hablar de un parón en el trabajo, asociarlo a paz durante unos minutos, a quedar con amigos que hace tiempo que no ves o como excusa para veros más a menudo… Un momento para relacionarte o para tener tu espacio y hacer un alto en el camino.

Monkee Koffee

A mí me encanta tomar café mientras trabajo, no me importa que se me quede medio frío, saborearlo a sorbos, disfrutando de su sabor. Cuando quedo con amig@s que hace tiempo que no veo, solemos hacerlo en cafeterías donde disfrutar de una buena taza, así que cuando descubrí Monkee Koffee, me di cuenta que iba a ser un sitio al que volvería en varias ocasiones para disfrutar del “momento del café”.

Monkee Koffee

En Monkee Koffee apuestan por la cultura del café en todos los sentidos, en crear experiencias para cafeteros, han apostado por slow coffee, así que si eres de los que van con prisas, este no es tu sitio.

Te dejan tu espacio, nada de miradas que te invitan a pedir otro café si no vas a dejar la mesa libre para que otros puedan sentarse, nada de rondarte alrededor de la mesa para hacerte sentir incómoda, a Monkee Koffee se va a disfrutar y a aprender un poco más sobre el mundo del café. Aunque no solo tienen café, encontrarás tés (desde 1,70€) repostería casera que les llevan a diario, cookies (1,80€), bizcochos y tartas, también puedes comer tardío, te preparan al momento ensaladas (7,50€) y sándwiches (4,50€).

Monkee Koffee
Tarta de Zanahoria y Bizcocho de Arándanos

En Monkee Koffee miman el producto, atrás quedó el café aguado, amargo, negro como el carbón y bien cargado de azúcar para compensarlo, el café tiene que ser marrón oscuro, y si es natural y de buena calidad, no vas a necesitar echarle azúcar. Es lo que te explicarán los baristas de Monkee Koffee, que son profesionales del café, te hablarán sobre el y aprenderás sobre su procedencia, y si te sugieren no echarle azúcar, hazles caso, nosotros siempre hemos sido de dos azucarillos en el café con leche y en nuestra visita ni lo probamos siguiendo sus consejos.

Utilizan un blend exclusivo, es el que te vas a encontrar normalmente en tu visita, es una mezcla de determinadas fincas de Brasil, Etiopía, Colombia y Guatemala. Es natural, arábica 100% y tostado en exclusiva para ellos, café molido al momento para que puedas apreciar sus matices y preparado en cafetera Marzocco. El descafeinado es de Colombia.

Monkee Koffee

Han incorporado una mancha geográfica según estacionalidad de la producción de los diferentes cafés del mundo. Han comenzado este mes con Etiopía, uno de los mejores cafés del mundo, e irán variando mes a mes. Para empaparse bien de los mejores granos de café y como conseguir prepararlo sin perder la esencia, han viajado durante 14 meses, probando todo tipo de cafés, buscando los mejores y parece que los han encontrado.

Nos explicaron que en general, en nuestro país estamos acostumbrados a cafés torrefactados y de poca calidad con un mayor amargor, café de los típicos bares que necesitas endulzar para que sepa bien. Los cafés de alta calidad no son amargos, su amargor es insignificante y desaparece al mezclar con leche, sin necesidad de echarle azúcar. Si eres cafetero, te recomendamos ir acostumbrando tu paladar a los buenos cafés, te darás cuenta de la gran diferencia.

En nuestra visita nos animamos a probar el café Etíope que justo acababan de incorporar, lo pedimos doble de café con leche (1,80€ + 0,30€ por origen + 0,30€ por extra de café), lo acompañamos con Zumo de naranja (2,50€) y Tarta de queso (3,50€).

Monkee Koffee
Tarta de queso, zumo de naranja y blend de Etiopía

Pedimos también su blend, de Brasil, Etiopía, Colombia y Guatemala (1,80€) acompañado de su Tarta de Zanahoria (3,50€).

Difícil decidirse entre un café u otro, la verdad es que nos gustaron los dos bastante, en el caso de las tartas, sin dudar os recomendamos la de Zanahoria, muy esponjosa, se notaban las nueces y su frosting estaba delicioso, acabamos con ella. En cambio la tarta de queso era demasiado compacta, no lleva mermelada, está buena de sabor, pero la base es más gorda de lo que nos gusta y al ser tan compacta se terminaba haciendo pesada tras varios bocados, de hacerla más ligera y cremosa la bordarían ya que el sabor es muy bueno.

Monkee Koffee es un espacio diáfano, acogedor y luminoso, con precios correctos, buen producto y trato amable por parte de los empleados, nos encanta que sea slow coffee. Ambiente tranquilo con un toque personal y decoración industrial tipo vintage, es un sitio perfecto para disfrutar de un desayuno tardío, del momento del café acompañado de un buen trozo de tarta o tras una comida ligera.

¿NOS VEMOS EN MONKEE KOFFEE?

Monkee Koffee
Vallehermoso, 112 (Metro: Canal y Rio Rosas)
Horario: Lunes a viernes de 9.00h a 21.00h, fines de semana de 10.00h a 21.00h
Cierran en Semana santa y agosto
Tlf: 915456609

5 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que en Monkee Koffee hacen una carrot cake riquísima y que a su café no hace falta echarle azúcar porque han conseguido la mezcla perfecta.

  2. Vilma Andrade

    Claro que si.
    Con tan maravillosa oferta y excelente descripción, lo hacéis lugar de visitar obligatoria

  3. ¡Nos encanta que os guste nuestro café y la tarta de zanahoria! Os esperamos pronto en Monkee Koffee . Gracias por la reseña

  4. Soy de tucuman argentina. Cuando vaya x ahi. Los visitaré. Muy interesante lo escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *