Ocio, Teatros — 5 mayo, 2015 at 4:18

“Los miércoles no existen” en el Teatro Fígaro

por

Cuando uno va al teatro y paga una entrada lo mínimo que espera es que le convenzan de que ha pagado por un buen producto. Pues queridos lectores, en “Los miércoles no existen” voy a empezar por el final: tres veces salieron a saludar los actores, tres veces. El público, de todas las edades, estaba entusiasmado. Un elenco que no deja indiferente a nadie, seis actores: tres mujeres y tres hombres que hacen las delicias de todos los allí presentes mostrando una realidad a veces cruel y a veces pintoresca de la vida cotidiana de cualquier pareja.

Un reparto que además de actuar, son figurantes y maquinistas, haciendo los cambios de mobiliario de una escena a otra – pero ojo! Vaya cambios que hacen: “cantando”, tarareando. Disfrutan encima del escenario haciendo lo que más les gusta y eso traspasa al espectador. Es casi imposible que haya alguien en la sala que no se sienta identificado con alguna de las distintas historias que nos muestran, desde la risa al llanto, los celos, las dudas, la familia y, muy importante, los amigos y las relaciones que empiezan y las que acaban. Lo cotidiano teatralizado para transgredir lo cruel y poder reírte de y con la vida. Sin lugar a dudas un teatro muy actual, para público exigente con ganas de divertirse.

los-miercoles-no-existen

El guión: Una idea muy original, fresca y atractiva que nos cuenta las experiencias de pareja de forma desordenada en el tiempo con flash back que nos hacen no perder la atención ni el hilo de la función.

La dirección: Muy acertada, sencilla y llena de apuntes y guiños al espectador. Vamos, que te hacen sentir tan presente dentro de la función que parece que fueras figuración de la misma.

El sonido: Bravo!! Qué alegría da en 2015 comprobar que todavía hay actores y directores que prefieren apoyar el teatro vivo, sin micrófonos. Dónde los intérpretes han de vivir y actuar para toda la sala, sí, sin cuarta pared, sin espalda. Un trabajo muy bueno y muy cuidado. Algunos dirán que a veces se pierde algún final, pero como en la vida, no siempre estamos en todo. Gracias como espectadora, es un placer escuchar los silencios, las respiraciones, los pensamientos… sin tener que depender de que el técnico abra o cierre el micro.

La escenografía: Blanca. Fondo negro con fechas y títulos. Te hace descubrir, imaginar y participar de ella. Todo el espacio forma parte del escenario.

El vestuario: Sugerente, erótico en algunas escenas y provocador. En definitiva, muy realista. Y a veces divertido.

La iluminación: Elemental, es evidente que no quiere destacar, apoya las escenas sin hacerse notar, es algo a tener en cuenta.

La música: Fantástica, en directo. Un rincón acogedor desde donde acompaña, un músico maravilloso con su guitarra, los momentos más significativos de los personajes. Buenísima.

La calidad del espectáculo: No puedo hablar de relación calidad-precio como tanto gusta hoy en día. ¿Por qué? Muy sencillo, la calidad del espectáculo es infinitamente mayor al precio de la entrada. Sólo debo avisar a los que queráis disfrutar de casi dos horas de auténtico sentido del humor, que vayáis con tiempo. Es maravilloso ver como hay colas de ávidos espectadores que esperan para entrar, para recoger sus entradas y sobre todo esperan a que salga el público de la función anterior que, cómo no, ha llenado el teatro.

Enhorabuena al grupo Smedia por hacer que el teatro vuelva a ser para todo el mundo. Gracias y os la recomiendo a todos.

¡¡¡A disfrutar!!!

TEATRO FÍGARO

4ª Temporada
C/ Doctor Cortezo, 5. Metro: Tirso de Molina
Tel.: 91 360 08 29
Horarios: A partir del 12 de mayo, jueves a las 22:00h, viernes y sábados 21:00h.
Precio: Desde 12€
Compra de Entradas

 

Si queréis saber mi opinión sobre algún montaje que estéis interesados en ir a ver. Escribidme en «comentarios» y yo me adelantaré para informaros.

 

5 Comentarios

  1. Da gusto leer una reseña así: clara, constructiva y, sobre todo, destacando todos los aspectos de la función. Por supuesto, iré a verla en cuanto pueda. Gracias.

  2. Estoy completamente de acuerdo en lo de que el teatro es más teatro sin los micros, me gusta escuchar a los actores de manera natural, sin amplificaciones de por medio, puede que ayude a que los de la última fila no se pierdan ningún diálogo, pero siendo sinceros, le quita magia al espectáculo teatral.

  3. María Jesús Trujillo

    Lupe, los actores y actrices de teatro trabajan o han de hacerlo pensando siempre en los espectadores de la última fila o en los que como se decía antaño, están en el «gallinero». Ellos y los de las primeras filas tienen el mismo derecho a escuchar toda la obra. Aunque sus localidades se diferencien en el precio. Me alegra que compartas mi opinión, entre todos es posible que consigamos que el teatro vuelva a ser más real. Gracias.

  4. Me ha gustado este profundo análisis de la obra. Bien explicado y segmentado, valorando cada punto de interes de la obra . Asi da gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad