Actualidad — 26 septiembre, 2015 at 0:41

Nos marcamos la Tweed Ride Madrid en velocípedo

por

Con motivo de la Semana Europea de la Movilidad recibimos una interesante invitación que fuimos incapaces de rechazar. Recorrer la Tweed Ride Madrid en bicis vintage un tanto especial.

Tentador plan de domingo que nos propuso Hendrick’s y que por supuesto aceptamos, ya sabéis lo que nos gusta apoyar iniciativas que fomenten el uso de la bicicleta como medio de transporte en Madrid. Así que participar en la Tweed Ride pero de forma un tanto especial, nos gustó aún más. No nos desvelaron nada, así que imaginad nuestra sorpresa al encontrarnos con un velocípedo. Aceptamos el reto, que para eso nos habíamos vestido de época para la ocasión.

UN-PASEO-INUSUAL
Museo Cerralbo

Llegar, llegamos como pudimos a nuestro destino, sanos y salvos eso sí, porque complicado era un rato el uso del velocípedo al ser de piñón fijo y tener muchos semáforos en Madrid en los que bajarnos y subirnos de un salto mientras esperábamos el verde. Menos mal que hemos evolucionado en lo que a bicicletas se refiere, de estas precursoras del S. XIX.

No cambiamos la experiencia por nada, nos reímos mucho en #UnPaseoInusual y más de un turista se nos cruzó en el camino para hacernos la foto de rigor en movimiento. 🙂

UN-PASEO-INUSUAL
Espacio Madrid sobre un velocípedo

Nos acompañó en el trayecto Pablo Raijenstein, que es mentalista y embajador de la marca. Quien a media tarde, volvió a impresionarnos con una ejercicio de hipnosis.

Partimos del Museo Cerralbo destino Museo Lázaro Galdiano, junto a los muchos ciclistas que participaban en la Tweed Ride Madrid, que si no te has apuntado nunca, deberías, ambiente agradable se respira entre los muchos ciclistas que viajan en el tiempo con atuendos de época. A los que nos sumamos nosotros, con ganas de volver a repetir.

UN-PASEO-INUSUAL
Todos preparados para salir desde el Museo Cerralbo

Para reponer fuerzas y como recompensa a los valientes que llegamos al final de la ruta, en el Museo Lázaro Galdiano nos esperaba un delicioso picnic maridado con Hendrick’s en una barra improvisada en los jardines. Con servicio de barbería para ellos y peluquería de época para ellas. Tras la hipnosis a cargo de Pablo Raijenstein, música en directo como guinda de pastel a un divertido día de bici en Madrid.

UN-PASEO-INUSUAL

Pablo Raijenstein
Pablo Raijenstein

¡El año que viene repetimos!

1 Comentario

  1. jajaja, pero había rodines para montar en eso? lo digo porque yo creo que sería incapaz de mantener el equlibrio ni un segundo, jajaja pero tiene que molar!!!1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad