Eventos, Ocio, Ocio En Familia — 9 octubre, 2015 at 2:37

Nos subimos a bordo del Tren de la Fresa, plan interesante en familia

por

Hola de nuevo. Con la llegada del otoñito, os planteamos nuevamente planes interesantes que realizar con los niños, y hoy en concreto os traemos todo un clásico del turismo madrileño: El Tren de la Fresa.

En principio es una propuesta muy atractiva: Es una recreación del tren de principios del siglo XX que unía la capital con el real Sitio de Aranjuez, siendo el primer ferrocarril de la Comunidad de Madrid, y segundo de España, (aunque si queréis una anécdota, en realidad fue el tercero que se puso en funcionamiento en España, dado que el primero fue en noviembre de 1837, entre La Habana y Bejual, y en aquel entonces, Cuba era parte de España). ¿Os habéis dado cuenta? Aún casi no hemos comenzado el artículo y ya se ha visto impregnado de historia y cultura. Ese es el principal atractivo de esta experiencia: la posibilidad de sumergirte y vivir una parte de la historia y del recuerdo.

Tren de la Fresa Aranjuez

La propuesta de Renfe comienza en el Museo del Ferrocarril, desde donde sale los sábados y domingos. Podéis consultar las fechas aquí. Desde allí, a las 10.00 de la mañana, se parte en dirección a Aranjuez montado en los vagones de 1914 de la antigua compañía Madrid-Zaragoza-Alicante, donde mientras dura el trayecto, unas azafatas vestidas de época, te ofrecen fresas arancetanas (o ribereñas, úsese el gentilicio que guste).

Una vez en Aranjuez, se ofrecía una visita al Palacio Real, el Museo de Falúas Reales y los jardines del Príncipe. Actualmente (a fecha de octubre de 2015), debido al temporal que se produjo en agosto, el jardín está temporalmente cerrado y aunque se da un plazo de apertura de tres meses, eso es algo que habrá que ir viendo. En su lugar, se ofrece una visita a la ciudad en autobús, un pequeño paseo por los alrededores del Palacio y una visita guiada al mismo. Después, se dispone de tiempo libre para visitar la ciudad al antojo de cada uno y comer, y a las 18.00 horas, el tren regresa a Delicias nuevamente y se da por concluida la visita.

Tren de la Fresa Aranjuez

Empecemos por partes. Nosotros llegamos con tiempo (y os aconsejamos que lo hagáis), para poder visitar el Museo del Ferrocarril. A los niños les encantó la posibilidad de ver, tocar y admirar las viejas locomotoras en el entorno de la vieja estación con su estilo de arquitectura decimonónica, y les prepara y les comienza a sumergir en el encanto de la época. Y claro, cuando se acercan al tren de la fresa, lo primero que les llama la atención… es que no está siendo tirada por una locomotora de vapor sino por una diesel. Independientemente de cualquier consideración, que estamos seguros que no debe de ser fácil mantener esa actividad con una locomotora de vapor y que si RENFE ha tomado esa decisión, es obvio que tendrá sus motivos, la verdad es que es un poco chasco. Ganaría muchísimos enteros, con una máquina de vapor (“petarían Instagram” se lamentaba una señora), y desde este humilde palco nos gustaría hacer ese llamamiento.

También es cierto que los vagones han sido perfectamente conservados en su estado primitivo, con todo lo que eso significa: los bancos son de madera, al igual que las ventanas, contraventanas, suelo, escaleras y demás. Es importante que sepáis que es un primitivo vagón de 1920, con todo lo que eso significa. Algunos pasajeros se quejaban de que eran duros e incómodos, pero recordad: es un vagón de pasajeros de 1920, otros decían que había demasiado escándalo, que los asientos de 6 plazas te obligaban a veces a compartir con extraños, que traqueteaban demasiado o que era ruidoso, pero recordad: es un vagón de pasajeros de 1920 (lo repetimos muchos, pero es que nos sorprendió mucho que la gente hiciera esos reproches). A los niños esta parte les encantó precisamente por lo precario. De hecho, si se quisiera hacer la ambientación más completa, debería incluirse unas cuantas personas con cestas de hortalizas, gallinas y pollos en jaulas, maletas de cartón y la posibilidad de compartir chorizo y queso cortado con la navaja con otros pasajeros y hablar cada uno de su pueblo.

Palacio Real de Aranjuez
Palacio Real de Aranjuez

Palacio Real de Aranjuez

A la llegada a Aranjuez, nos esperaban los autobuses para el paseo por la ciudad. Esta es una parte flojísima, perfectamente sustituible o casi prescindible. Que nadie se llame a engaño, es un paseo en autobús normal con alguna que otra indicación con mas adjetivos que contenidos. No creo que sea el mejor sustituto a la visita a los Jardines y al Museo de Falúas. Si queréis, sois de naturaleza andarina, y dado que la visita al palacio tiene una hora asignada y no hay mucha distancia de la estación al casco histórico, nosotros pasaríamos de los autobuses y caminaríamos libremente. Porque a partir de allí, ya es solo ver Aranjuez, y eso por si mismo ya es un autentico buen plan. La visita al Palacio Real es imprescindible (además su guía adecua el contenido a los niños, haciendo bromas y chistes que les encantan), el casco histórico, el ambiente que se respira, la muy reseñable oferta de bares de tapas, terracitas para aprovechar los todavía cálidos rayos de sol, las riberas del tajo y las huertas, restaurantes y una muy variada oferta gastronómica, en fin todo lo que Aranjuez tiene para ofrecer merece la pena (os prometemos un monográfico “de tapas por Aranjuez”, de verdad, a ver si nos deja la Jefa).

Palacio Real de Aranjuez
Palacio Real de Aranjuez

Finalmente, vuelves a Madrid a las 18.00 en el mismo tren, pero tenéis la posibilidad, si queréis quedaros un rato más en la ciudad, de canjear el billete por el normal de cercanías, que te deja en Atocha y sales a la hora que te da la gana.

A modo de resumen: el plan de viaje histórico mas visita a la ciudad de Aranjuez es un plan muy recomendable, que a los niños les encantará y a los adultos les sorprenderá. Algunos aspectos son mejorables, eso es cierto, y no será porque no tienen experiencia, ya que el tren comenzó su andadura en 1984. Sin embargo, el viaje en el tren es algo muy poco usual, que al unirse con la ya de por si recomendable visita a la ciudad de Aranjuez, termina siendo un plan como mínimo interesante. Y los chicos no lo olvidarán.

OPINION DE MARIO (7 años): El tren es lo mejor, está genial, parece de una película, y hasta te puedes cambiar de vagón en marcha.
(PUNTUALIZACION DE PAPA Y MAMA): Por encima de nuestro cadáver, Mario.

OPINION DE NATALIA (5 años): Lo mejor es el palacio. Y la comida.

DATOS DEL EVENTO

Fechas: 17, 18  y 25 de octubre de 2015
Horarios:
Ida: Salida del Museo del Ferrocarril – 10.00 h.
Regreso: Salida de la Estación de Aranjuez – 18.00 h.
Precio: Adultos – 29,90 € y Niños (de 4 a 12 años) – 14,90 €

Puedes comprar tus entradas cómodamente desde Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad