LA CHUSQUERY, flechazo a primera vista en La Latina

por

En breve La Chusquery cumplirá un año, un año lleno de ilusiones y saber hacer. Tras sus fogones y dirigiendo el barco está Ángel Jiménez y los hermanos Roberto y Sergio Hernández. No son nuevos en esto y lo demuestran cada día con sus platos. Muchas millas han recorrido, impregnadas quedan en las creaciones que cogen vida en su cocina. Sabores de mundo fusionados con platos tradicionales de nuestra gastronomía. Una combinación explosiva que te hará disfrutar de principio a fin, que te hará enamorarte de La Chusquery y pensar… ¿Cuándo vuelvo?

La Chusquery
Fachada La Chusquery

Me gustó tanto la experiencia que estaba deseando escribir este post y haceros salivar un poco. Mi recomendación: pásate entre semana si quieres disfrutar verdaderamente de la experiencia, los fines de semana se llena bastante, se encuentra en La Latina.

Sorprende como una cocina tan pequeña donde apenas coge una persona puede sacar grandes platos. Los tres chefs se van alternando y sirviendo en sala los platos al mismo tiempo, explicándote de primera mano sus creaciones y tomando ese contacto directo con los comensales, algo que nos gustó mucho. Se preocupan tras cada plato y te preguntan con sinceridad qué te ha parecido, eso les ayuda a mejorar e incluir variaciones en carta. Acabas conversando con ellos y conociendo un poco más sobre su casa.

La Chusquery
Zona de barra a al entrada

Tienes una primera zona junto a la barra pensada para tapear y al final un salón donde viajar a otros países a través del paladar. Un espacio acogedor decorado con un mural con un toque castizo peculiar, su seña de identidad. Indicador de que su cocina tiene ese lado gamberro que en breve podrás descubrir.

Llegué con ganas de probar muchas cosas y me alegré al descubrir que tienen opción en muchos de sus platos a pedirlos por medias raciones, genial para compartir. Ante todo prima la calidad del producto y su cuidada presentación.

La Chusquery
Salón

Mi viaje gastronómico comenzó de la mejor forma con una sugerencia del chef fuera de carta, Tiradito de zamburiña (2,80€/ud), tipo ceviche con leche de tigre y ají amarillo. Si lo tienen fuera de carta cuando vayas, pide este plato.

Siguiente parada, Bocadillo de panceta bao (3€/ud) con panceta confitada, barbacoa japonesa, hierbabuena, cilantro y albahaca. Con cada bocado va cogiendo fuerza, platazo de comerte varios. Se han puesto muy de moda los bocadillos bao, en La Chusquery es un plato que deberías probar si o si (aunque sea en barra). Flechazo sentí por este plato y eso que de un bocadillo de panceta no suelo esperar mucho más.

La Chusquery
Bocadillo de panceta

Me metí en faena con su Steak tartar de picor medio, con huevo de codorniz, trufa y encurtidos (8€/media ración). Plato de buen sabor, aunque soy de pedirlo algo más fuerte. Quizás el que menos me gustó de todos los que probé, quizás por la falta de fuerza.

Próxima parada, Tataki de pez mantequilla (14€ ración) que me dejó sin palabras y que volveré a repetir en más de una ocasión. Lo sirven con alga wakame y tres salsas (dulce, ácida y picante): hoisin de fresas, ponzu, sweet chily y te negro ahumado.

La Chusquery
Tataki de pez mantequilla

Ya no me esperaba ninguna sorpresa más hasta que llegó la Carrillera de cerdo ibérico (15€) con curry rojo y risotto de leche de coco. Amor a primera vista y cita obligatoria. Explosión de sabores que no puedo dejar de recomendaros. No soy de picante excesivo y este plato lo comí perfectamente.

Quise hacer una última parada en este tour gastronómico por el mundo y no quise marcharme sin probar sus Costillas de cerdo con Yakiniku barbacoa japonesa (14€), muy buenas, con la carne tierna que se desprendía del hueso, aquí chúpate los dedos.

La Chusquery
De izd a drcha: Carrillera de cerdo ibérico, Tiradito de zamburiña, Steak tartar y Costillas

Con el listón tan alto me daba miedo meterme en la zona de los postres, quería marcharme con ese gran sabor de boca de una comida perfecta, además de que es aquí donde muchos restaurantes acaban torciendo la velada. Pero como soy arriesgada y golosona, hice caso al chef y desembarqué con su Brownie de chocolate al momento (6€). Postre contundente (a compartir) que es mezcla con coulant, por el chocolate líquido de su interior. Simplemente perfecto, hacía tanto que no probaba un brownie taaaaannnn bueno. No te marches sin pedir postre, déjate endulzar por los chicos de La Chusquery.

La Chusquery
Brownie

Desde que fui no he podido dejar de recomendarlo. Si buscas un restaurante que te sorprenda, donde comas muy bien, que el trato sea agradable y que encima tenga una muy buena relación calidad-precio, ese es La Chusquery.

¡Un acierto seguro y una de las grandes sorpresas de este año que estoy deseando volver a probar!

¿NOS VEMOS EN LA CHUSQUERY?

LA CHUSQUERY
Calle de los Mancebos, 2. Metro: La Latina
Horario: De martes a sábado de 13:00h a 16:30h y de 20:30h-00:00h. Domingos de 13:00h a 23:30h. Lunes cerrado.
Tlf: 910703215
http://www.la-chusquery.es

1 Comentario

  1. Monica Santos

    Ummm k buena pinta tiene todo, el tiradiro de zamburiña me ha hipnotizado jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad