Exposiciones, Madrid Gratis, Ocio — 3 diciembre, 2015 at 3:50

Conociendo El Rastro de Madrid, conferencia y exposición fotográfica

por

La Fundación Juan March nos ofrece la oportunidad de ampliar nuestros conocimientos sobre El Rastro Madrileño, gracias al ciclo de conferencias y material fotográfico cedido por el escritor y Premio Nadal Andrés Trapiello. La entrada es gratuita hasta completar aforo.

SOBRE EL RASTRO DE MADRID

“El Rastro no es un lugar simbólico ni es un simple rincón local, no; el Rastro es en mi síntesis ese sitio ameno y dramático, irrisible y grave que hay en los suburbios de toda ciudad, y en el que se aglomeran los trastos viejos e inservibles, pues si no son comparables las ciudades por sus monumentos, por sus torres o por su riqueza, lo son por estos trastos filiales.”

Ramón Gómez de la Serna

El Rastro de Madrid
El Rastro (1929)

El Rastro de Madrid, es un mítico y gran mercado al aire libre, que tiene su actividad comercial en el barrio de embajadores y sus proximidades, teniendo como zonas principales de ubicación de sus puestos, las inmediaciones de la Plaza de Cascorro, zona este de la calle Embajadores, Ribera de curtidores, La Ronda de Toledo y la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo. Todos los domingos miles de personas acuden a su cita, para comprar, vender o intercambiar, cualquier producto nuevo o de segunda mano.

El Rastro surgió hacia el año 1740, debido a la proliferación de diversos oficios surgidos en torno a la actividad industrial procedente de varias fábricas entre las que se encontraban una fábrica de encurtidos, otra de tabacos y el matadero de la ciudad. Nuevos oficios como el de zapatero, tejedor o curtidor se asentaron cerca de las industrias, promoviendo la actividad comercial de la zona y surgiendo posteriormente los primeros puestos ambulantes dedicados a la compra y venta de alimentos, ropa usada, baratijas y animales.

El nombre de “Rastro” viene por el rastro de sangre que dejaban los cuerpos de los animales recién sacrificados, que eran arrastrados desde el matadero de Puerta de Toledo, hasta las curtidurías, donde trataban las pieles.

MI PRIMERA EXPERIENCIA EN EL RASTRO DE MADRID

Tendría la edad de 8 años, era tan solo un niño, cuando descubrí por primera vez el Rastro de Madrid, una cálida mañana de domingo, mientras paseaba con mis padres, después de haber desayunado unos ricos churros con chocolate en alguno de los diversos bares cercanos a la madrileña Plaza de Cascorro, que por más que me esfuerce jamás consigo recordar. Lo de los churros con chocolate, en cambio, es algo que recuerdo con claridad cristalina. Eso y la llorera que me entró cuando recorriendo la calle Fray Ceferino González o más conocida como “La calle de los pájaros”, descubrí la zona en la que se vendían todos esos animalillos, desde perros, gatos, conejos, pájaros, incluso gallinas y pollitos, todos encerrados en pequeñas jaulas metálicas y no demasiado contentos. Por suerte, aquello ya hace años que se prohibió, parece que vamos por el buen camino. 🙂

Esa es la impresión que recuerdo en mi primera visita al Rastro madrileño, una experiencia digamos “agri-dulce”, dulce más bien por aquel regusto a chocolate. La verdad, no puedo decir que aquel primer encuentro con este mítico mercado al aire libre, fuera el mejor, pero más tarde, ya un poco más crecidito y después de varias visitas más, pude descubrir, el increíble y fantástico mundo que se escondía entre todos esos puestos y tenderetes, donde se vendían cientos, miles de cosas, cotidianas, como ropa de segunda mano, relojes, pulseras, carteras, zapatos, muebles o chaquetas de cuero, y otras un poco más extrañas, que ni siquiera sabía para lo que servían.

El Rastro era el lugar donde podías encontrar los mejores chollos, las mejores gangas y los artículos imposibles de encontrar en las tiendas convencionales. ¿Dónde te has comprado esa chupa tan guapa? No la vas a encontrar, la he comprado ¡En el Rastro! Eso era lo habitual, lo que se solía escuchar de boca de la gente que compraba allí, en aquel mercado improvisado, en ese revoltijo de tesoros a pie de calle.

Los coleccionistas, no faltaban a la cita semanal, parecían tener allí su segunda casa, y no había rincón en el que no se levantara un puestecillo filatélico, de maquetas, libros, antigüedades, vinilos o de cromos. Casi tan abundantes como los puestos de colección, eran los dedicados al trapicheo de música pirata o películas en VHS, ¡aquello era un hervidero!

Los amigos de lo ajeno, solían hacer cada domingo su agosto, y había que tener mil ojos para que no te birlaran la cartera, ya que la aglomeración de gente propiciaba infinitas oportunidades a los cacos.

El Rastro de Madrid
El Rastro de Madrid, de Daniel Perea, publicado en 1859 en El Museo Universal

EL RASTRO EN LA ACTUALIDAD

Hoy, después de dos siglos, El Rastro sigue siendo una de las mayores señas de identidad de la capital de España, un mercado moderno, multicultural, famoso en el mundo entero, que cada domingo a las 9:00h de la mañana, puntual como un reloj, se llena de puestos, de actividad, de compra, de venta, de trueque, de vida… igual que lo hizo en aquellos primeros inicios, allá por el 1740, ocupando por primera vez las aceras de la cuesta de Ribera de Curtidores del barrio de Lavapiés.

Cada domingo, en horario de 9:00h a 15:00h, el Rastro de Madrid, se llena con hasta 3.500 puestos (regulados por el Ayuntamiento) dedicados a la compra, venta e intercambio de prácticamente cualquier objeto o artículo, exceptuando la venta de animales vivos y alimentos en puestos callejeros, que están estrictamente prohibidos.

APRENDER MÁS SOBRE EL RASTRO DE MADRID

Pero ¿Cuántas historias habrá en torno a este mercado? ¿Qué curiosidades esconde? ¿Cómo eran los puestos y clientes del Rastro hace uno o dos siglos? ¿Qué se vendía y compraba en él? Cuantas preguntas y que pocas respuestas ¿o no?

Si sientes curiosidad por descubrir toda la historia y curiosidades que rodean a este mercado madrileño, desde sus inicios hasta la actualidad, no puedes perderte la conferencia impartida por el escritor Andrés Trapiello, Premio Nacional de la Crítica y Premio Nadal. Te trasladará a la historia y vivencias de este gran mercadillo popular que forma parte de la más pura esencia de Madrid.

La conferencia está dividida en dos jornadas, la primera tendrá lugar el día 10 de diciembre y bajo el nombre de “El Rastro. Conocimiento y deseo”. Trapiello hablará sobre el pasado del Rastro Madrileño, analizando los objetos que en él se vendían y compraban, y la veloz transición entre objetos considerados basura y posteriormente considerados como tesoros.

La segunda jornada llamada “El Rastro en sesenta imágenes”, se presenta como una exposición de fotografías tomadas por el mismo escritor, asiduo visitante al Rastro durante una gran parte de su vida, en la que ha podido recopilar una gran colección de fotos tomadas del retiro en cada domingo, con un total de 2.500 fotografías.

Para la exposición, Andrés Trapiello ha escogido 60 fotografías para una interesante charla de aproximadamente una hora de duración, donde realizará un recorrido por la genealogía del Rastro de Madrid (su historia y los autores que han hablado de él, repasando otros rastros célebres) y su morfología.

Más información en http://www.march.es.

DATOS DEL EVENTO

LUGAR: Fundación Juan March (Castelló, 77) Salón de actos
FECHAS: Jueves, 10 de diciembre y martes, 15 de diciembre de 2015
HORARIOS: 19:30h
PRECIO: Entrada gratuita hasta completar aforo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad