Eventos, Ocio — 31 diciembre, 2015 at 14:27

Generación Keaton, ciclo cinematográfico dedicado al humor Slapstick

por

Todos hemos disfrutado en multitud de ocasiones, en los dibujos animados que emiten por la televisión o en los comics, de ese humor exagerado, basado en la violencia chistosa, donde los golpes y porrazos suelen ser habituales entre los personajes, aunque en contraposición con la vida real, éstos jamás llegan a lesionarse gravemente. Podríamos poner como ejemplo los dibujos animados del “Coyote y el Correcaminos”, “Tom y Jerry” o los tebeos de “Mortadelo y Filemón”, donde las escenas más graciosas suelen ser siempre las más violentas, bromas pesadas, disparos, aplastamientos, atropellos, explosiones o caídas desde alturas imposibles, sin verse afectado el personaje más que por unas cuantas estrellitas o pajarillos girando sobre sus cabezas. Esto es así, porque el objetivo tanto de guionistas como de escritores es el de hacer reír, usando estas técnicas, denominadas “Slapstick”, un término anglosajón, que bien podría traducirse como «bufonada», «payasada» o «golpe y porrazo».

A priori, si nos paramos a analizar detenidamente las consecuencias del uso de la violencia en la vida real, puede parecer de locos pensar que recreando violencia se pueda conseguir la risa o la carcajada, pero en realidad esto es más habitual de lo que parece, solo tenemos que fijarnos en nuestro día a día y darnos cuenta de lo divertido que puede parecernos hacer una broma un pelín pesada, contemplar un tropiezo y caída de alguien, la típica escena en la que la mujer castiga al marido a sartenazo limpio o incluso reírnos jugando a golpearnos con martillos de juguete en la cabeza. Queramos o no, la violencia en su grado más mínimo, nos hace llorar de la risa.

Never weaken - Harold Lloyd
Never weaken – Harold Lloyd

A diferencia con las escenas violentas que podemos encontrar en las películas de acción, cuyo objetivo es acercarse lo máximo posible a la realidad, el “Slapstick” utiliza una versión mucho menos realista de la violencia, una violencia “descafeinada” con aires chistosos y cómicos, buscando siempre el gag y la risotada. ¿Quién no se ha reído hasta llorar con los puñetazos aniquiladores de Bud Spencer? Ese es el objetivo del “Slapstick”.

Pero esta idea de usar la violencia como humor, no es nada nuevo, pues ya se usaba en el siglo XVII, con la aparición del vodevil francés (vaudeville), donde se mezclaba la música y la danza con espectáculos cómicos que utilizaban la violencia comedida. Más tarde el vodevil fue acogido y moldeado por los americanos, haciéndolo el género principal de su “Teatro de variedades”, que no era más que un cúmulo de mini-espectáculos de diferentes disciplinas, donde además de la música, la danza y la comedia, se incluían también, cortometrajes cinematográficos, pequeñas obras de teatro, espectáculos de magia, acrobacias, espectáculos con animales, etc. Debido al gran éxito que supuso el Vodevil americano, se utilizó también como principal recurso para las primeras películas de cine mudo, que la industria cinematográfica dejó aflorar a finales del siglo XIX y principios del XX, con filmes interpretados por los que hoy en día son considerados como grandes mitos del cine, me refiero a actores como Charlie Chaplin, Stan Laurel, Buster Keaton, Fatty Arbuckle, Oliver Hardy, Harold Lloyd o Mack Sennett.

El hombre mosca - Harold Lloyd
El hombre mosca – Harold Lloyd

Precisamente, el Círculo de Bellas Artes de Madrid, ha querido rescatar algunas de las mejores películas y cortometrajes que se han aprovechado del humor “Slapstick” para hacer reír al gran público. Títulos donde volver a ver en acción al gran Buster Keaton, como “El Maquinista de La General” (1927) o algunos cortometrajes que merecen volver a visionarse como “El Herrero” (1922), “El moderno Sherlock Holmes”(1924) y “Una semana” (1920).

No podía faltar tampoco en esta interesante recopilación de joyas cómicas clásicas, las películas protagonizadas por el mago del cine mudo, Charles Chaplin, con títulos como “Una mujer de París” (año 1923, en esta película Chaplin no actúa, solo dirige) y algunos de sus cortometrajes más populares como “Charlot a la una de la madrugada” (1918), “Día de paga” (1922) y “El peregrino”1923”.

Charlot a la una de la madrugada
Charlot a la una de la madrugada – Charlie Chaplin

Así mismo, tienen cabida en este ciclo, películas y cortos de otros actores y actrices ilustres como Stan Laurel, Oliver Hardy, Larry Semon, Charley Chase, Harry Langdon, con mención especial al gran talento de las actrices de la época, entre las que se encuentran Mabel Normand, louise fazenda, Dorothy Devore, Gale Henry, Vera Reynolds, Marie Mosquini, Jobyna Ralston, Virginia Vance ó Edna Purviance.

El ciclo que se proyectará en el Cine Estudio del CBA, estará activo del 7 al 31 de enero de 2016, siendo el precio de la entrada de 5,50 euros por sesión, 4 euros para mayores de 65 años, poseedores del carnet joven y socios del CBA.

DATOS DEL EVENTO
LUGAR: Cine Estudio en el Círculo de Bellas Artes de Madrid
FECHA: Del 7 al 31 de enero de 2016
PRECIO: Entrada normal 5,50€; Reducida 4€ (mayores de 65 años, poseedores del carnet joven y socios del CBA)
MÁS INFORMACIÓN, HORARIOS Y VENTA DE ENTRADAS AQUÍ

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad