Gastronomía — 20 septiembre, 2017 at 10:02

Receta rápida de desayuno para personas con problemas para digerir la lactosa

por

El desayuno es el alimento más importante del día, el que nos recarga las pilas y nos ayuda a enfrentarnos a un nuevo y agitado día. Debe ser completo. Un buen desayuno sería combinar lácteo, fruta y cereales, que además de rápido es muy nutritivo.

Aunque para algunas personas con malas digestiones, pueda suponer todo un reto los desayunos. Como es el caso por ejemplo de las personas con problemas para digerir la lactosa. Si es tu caso… ¿sabías que puedes tomar yogur y que te sentará bien? Y te explico por qué.

Desayunos sin lactosa
Desyuno completo con yogur, cereales y piña

Las personas con problemas para digerir la lactosa pueden tomar yogur. Un yogur, además de ser natural y sano (contribuye a la ingesta de minerales, vitaminas y proteínas), contiene poca lactosa —4gr aprox—, es básicamente leche y sus fermentos. Fermentos que rompen la lactosa y literalmente se la comen, y continúan en nuestro intestino comiéndose la lactosa. Así que tomarte un yogur te sentará bien. Las personas con problemas para digerir la lactosa pueden tomar hasta 12gr de lactosa al día (si es repartida durante el día mejor), así que tomando yogur mides bien la cantidad que ingieres al día.

La lactosa es buena, ya que nos aporta energía (básico para nuestro organismo), así que no te recomendamos que la elimines totalmente de tu dieta habitual.

Desayunos sin lactosa

Si eres de los que se preocupan por su alimentación y además estás entre las personas con problemas para digerir la lactosa, te proponemos un desayuno rápido y completo que te dará energía, pero que sobre todo, te sentará bien. Ya no podrás utilizar la excusa de que no tienes tiempo o eres de los que se levantan con la hora pegada.

En un bol, trocea la fruta fresca que más te guste (yo suelo utilizar manzana, pera, piña, plátano, nectarina o melocotón), añade un puñado de cereales (si es integral mejor) y termínalo con un yogur por encima. Es uno de mis desayunos preferidos, es ligero y muy nutritivo, y te recarga las pilas a tope. Incluso para cenar, es una cena muy rápida, competa y nutritiva, troceas un par de piezas de fruta y lo mezclas en un bol con un yogur, puedes acompañarlo de cereales o de unas tostas de pan integral incluso. He de confesar que me lo hago muy a menudo, es uno de mis hábitos, sobre todo cuando he tenido un día de excesos de comidas y quiero cenar algo ligero para compensar mi dieta. Y si eres de las personas con problemas para digerir la lactosa, esta cena con yogur te sentará muy bien, y no tendrás que preocuparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *