Ocio, Teatros — 5 diciembre, 2019 at 11:16

«Las cosas que sé que son verdad» en los Teatros del Canal

por

Tarde de lluvia, frío, paseo por el centro de Madrid viendo “La Navidad”. Esa que para muchos es la mejor época del año. Para mí hoy es un día especial, después de algunos meses de intenso trabajo voy a ver una función que deseo me guste porque me siento tan feliz que esta tarde ha de ser maravillosa. Acudo sola porque quiero empaparme para poder contaros lo que me hace sentir la representación, sin distraerme con nadie.

Media hora antes entro en el teatro, me acomodo y comienzo a escudriñar la sala. Ya me voy sorprendiendo: el escenario está ubicado en el centro del público, los actores estarán rodeados de calor humano (si todo va bien y de toses y movimientos si no funciona). Poco a poco va entrando ese público tan esperado por los intérpretes. Sí, así es, los actores también ansían que el teatro se llene para poder disfrutar de su trabajo, es cuando se libera una energía recíproca y eso es lo que ocurrió exactamente…

Después de los avisos oímos el tono de un móvil y como no podía ser de otra manera, todos buscamos a ver dónde sonaba… y ahí, justo en el centro de la escena, en medio de todos estaba lo que sería nuestra llamada de atención y de la que no desconectamos hasta pasadas dos horas.

“Las cosas que sé que son verdad” nos envolvió, nos cautivó, nos ilusionó, nos hizo sentirnos parte de ellos y nos sacó varias sonrisas. Y así me levanté hoy con algo de esta maravillosa obra de teatro dentro de mí. Quiero agradecer al autor y a los actores lo que ayer disfruté.

Centrándome en lo que a vosotros os interesa más os diré que Es una función íntima, con una puesta en escena abierta y unos personajes reales. Es un teatro creado para que “te encuentres” con cada uno de los seres de la familia que forma el argumento. Al principio parece que todo es muy rutinario, nos muestra el autor una presentación de cada personaje en un estilo coloquial y de manera que nos acerca a su realidad de un modo muy empático. Según avanza vamos adentrándonos en “las cosas que sé que son verdad” de cada uno de ellos y cómo eso afecta a la relación familiar. Algo que sin duda a mí y a todos nos es reconocible. Hay una frase de la espectacular Verónica Forqué que mi madre ha repetido a lo largo de su vida y yo nunca acepté – ojos que no ven, corazón que no siente. Una actitud cobarde que muchos deciden adoptar pero que a la larga solo atrae SOLEDAD.

En estas fechas en las que las familias se reúnen y sus miembros desean ser felices y en muchos casos honestos. Cuando deberíamos escuchar a nuestros seres queridos, saber qué nos quieren contar, qué les inquieta y que les estremece… De esto va esta estupenda obra de teatro o mejor dicho obra de arte.

Es una función muy recomendable en estos momentos y en cualquier otro. Pero os garantizo que no vais a salir del teatro igual. Están hasta el 15 de diciembre, no os la perdáis. Y ahora voy a desgranar paso a paso, como me gusta hacer.

GUIÓN: En la salida de la sala están vendiendo el libro. Compradlo. Creo que con esta salvedad lo digo todo. GENIAL. Es un texto puro, sencillo y penetrante con la capacidad de llegar a todos.

DIRECCIÓN: Creo que es una propuesta muy versátil, ya que cuando comiencen la gira tendrá que ser adaptada a cada espacio. A mí personalmente me gustaría algo más íntima, pero alabo que aproveche las posibilidades de la Sala Verde y arriesgue. En cuanto a la dirección de actores creo que es acertada. MUY BUENA.

ILUMINACIÓN: Es correcta, no llama la atención y sí te dirige en cada escena al punto donde está la acción. Se agradece. MUY BIEN.

MÚSICA Y SONIDO: El sonido es muy difícil porque juega en cuatro direcciones y la verdad que está muy bien resuelto. La música es una delicia, me encantó. Y agradezco los niveles, perfectos. BRAVO.

ESCENOGRAFÍA: Como todos podemos observar, hoy en día las escenografías son la ausencia de ellas. En esta función está resuelto con elementos cotidianos expuestos de una manera peculiar. Me parece una buena decisión. Aunque yo regaría un poco más la tierra para evitar el polvo… jajajaja ya lo entenderéis. ORIGINAL.

VESTUARIO: Sencillo y práctico, sin nada que destacar. FUNCIONA.

INTERPRETACIÓN: Estupenda la propuesta que hace Verónica Forqué de una madre con mucho sentido del humor oculto bajo una apariencia de fortaleza sucumbida por las normas sociales. Una interpretación fantástica. No menos elogiada que la de su partener, Julio Vélez que cautiva el corazón de todos los espectadores por ese punto de ingenuidad que dista mucho de su verdadero personaje. Genial. El resto del elenco tiene cada uno su momento de gloria que he de reconocer defienden muy bien. Con sorpresas porque cada personaje crece y cada actor/actriz lo hace con ellos. ENHORABUENA.

Ya sabéis ID AL TEATRO!!!! OS LA RECOMIENDO!!!

A DISFRUTAD!!!!!

DATOS DEL EVENTO

LUGAR: Sala verde de Los Teatros del Canal (Calle de Cea Bermúdez, 1) Metro: Canal
FECHA: Hasta el 15 de diciembre de 2019. El 13 de diciembre hay un encuentro con el público tras la función.
HORARIO: de martes a sábado a las 20:00 h, domingos a las 18:30 h
PRECIO: desde 10€
MÁS INFO: https://www.teatroscanal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad