Madrid Curioso, Monumentos, Rincones — 15 abril, 2020 at 16:14

Madrid de Puente a Puente: posiblemente el primer puente de hierro de España

por

Y está en Madrid. Y mucha gente no lo conoce; y la mayoría de los que conocen este extraño puente desconocen el dato. A menudo suele señalarse el Puente de Triana, en Sevilla, como el puente más antiguo que se conserva en nuestro país construido básicamente en hierro, y data de 1852. También existe otro puente de hierro en nuestra Comunidad, en Fuentidueña de Tajo, de alrededor de 1860. Sin embargo, debe decirse que en el parque del Capricho, de camino hacia Barajas y en los terrenos de la Alameda de Osuna, ya se construyó un puente totalmente de hierro en la fecha tan temprana de 1834. Y por ello, con todo merecimiento, en muchos lugares se cita como el primer puente de hierro de España, aunque haya otros que discutan tal afirmación, como veremos más abajo.

Hablemos previamente de sus antecedentes y de la historia del parque donde se encuentra, para entender mejor esta construcción. Esta zona de la Alameda de Osuna había pertenecido a diferentes familias nobiliarias y propietarios que habían realizado aquí sus casas de campo para divertirse y alejarse del jaleo de la Corte en ciertas ocasiones. Pero también compartían terrenos con otros propietarios, agricultores y campesinos, que tenían sus huertos por estos lares. A esto sumemos que muy cerca de esta zona existe aún un castillo (en ruinas, claro), que databa de mediados del siglo XV, y en el que fue encerrado el III Duque de Osuna, virrey de Nápoles, tras caer en desgracia y debido a la animadversión que guardaba (mutua) con el Conde Duque de Olivares.

Mucho tiempo después, a finales del siglo XVIII, otra Duquesa de Osuna (por matrimonio), Doña Josefa de la Soledad Alonso-Pimentel y Téllez Girón, decidió comprar varias de estas fincas privadas, muy cerca del susodicho Castillo, y convertir los terrenos en una de las posesiones de mayor esplendor de la época. El parque, como su nombre indica, es un capricho en sí mismo, y daría para mucho su explicación, por lo cual dejaremos su descripción detallada para otro artículo. Pero si diremos que las construcciones que hay en su interior fueron iniciadas por esta insigne mujer (una de las más ilustradas e influyentes de la época) y continuadas y ampliadas en tiempos de su nieto, Don Pedro Alcántara, XI duque de Osuna.

Entre estas construcciones destacan: el Palacio, al final de un largo paseo, con jardines al estilo francés; una preciosa casa de cañas como embarcadero; un curioso fortín en miniatura; una ermita con fingidas ruinas; o, por ejemplo, un salón de baile o sala de música. Pero, como decimos, son muchas las bellezas que guarda. Y entre ellas también destacamos una ría artificial, con reborde granulado, que pasa por un gran lago coronado con isla artificial en el centro (y monumento en homenaje al III Duque de Osuna construido con piedras extraídas del ya citado castillo). Pues bien, en el lugar donde la Ría conecta con el Lago, junto a la casita de cañas, se encuentra este bello y estilizado Puente de Hierro.

Puente de hierro del Capricho. Foto de Mode

Como ya se citó, fue construido hacia 1834 por Martín López Aguado, arquitecto del Palacio de Fernán Núñez o del propio Palacio del Capricho entre otros. Y está formado por un único arco atirantado que solo sirve para salvar esta ría artificial y pasar al otro lado de la misma continuando por una vereda detrás del lago. Su altura, longitud y anchura no son excesivas, siendo las justas para que pudieran pasar las embarcaciones (ya fueran barcazas o las más elegantes “falúas”); razón por la cual ha sido considerada en ocasiones más bien una pasarela y no un puente en sentido estricto. Con lo cual, quedaría desmontada la teoría de nuestro epígrafe.

Sea de una manera o de otra, lo que si es cierto es que esta mujer, la Duquesa de Osuna, era una de las más renombradas mujeres de su época, tanto que llegó a ser admitida como una de las dos primeras mujeres en la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Sin embargo, rechazó el ofrecimiento y decidió fundar una “sección femenina” de la misma, la Junta de Damas de Honor y Merito. Y una de sus funciones, como presidenta, era invitar al resto de señoras de este organismo a sus jardines y posesiones, pasearlas, divertirlas, pero, sobre todo, ilustrarlas. Estas Sociedades tenían la función de aconsejar a Reyes y Ministros con las mejores formas de obtener el progreso y avance del país. Por tanto, siempre estaban en la vanguardia de la sociedad, compartiendo los descubrimientos e innovaciones del extranjero. Y prueba de ello es este hermoso puente, el primero de una larga serie que se construirían en España en este siglo XIX (por no contar el resto de construcciones metálicas). El puente del que hoy hablamos fue modelo, ejemplo y pionero de todos ellos.

Qué mejor que terminar esta parte de nuestro trabajo con este interesante e histórico puente. Dejamos para siguientes artículos otros ejemplos relevantes de estas construcciones, para seguir conociendo su historia, arquitectura y trascendencia.

 

Post redactado por Álvaro Llorente para Espacio Madrid.
Si te ha gustado este post y las historias, curiosidades y anécdotas que en él se describen, podrás vivirlas en primera persona, a través de las rutas guiadas que Álvaro Llorente realiza por la ciudad de Madrid. Puedes apuntarte a ellas en allorente84@hotmail.es.

Experto en Historia de Madrid, guía turístico con 8 años de experiencia y amplios conocimientos de Arte e Historia. Recorre Madrid con él y descubre nuestra ciudad de una forma diferente. Puedes contactarle en su mail: allorente84@hotmail.es y ampliar más información sobre sus rutas y cursos que realiza en http://www.madridenlapalmadetumano.com/conocer-madrid.html.

Sigue leyendo…

Madrid de Puente a Puente: El primer puente «no medieval» de Madrid

Madrid de Puente a Puente: El Puente de Toledo, el Aprendiz de Río y Los Pontones

Madrid de Puente a Puente: Puente de San Fernando y Puente de la Culebra

Madrid de Puente a Puente: un puente para un «rey» y un puente para una «reina»

Madrid de Puente a Puente: un puente para un tren y un puente para el siglo XXI

3 Comentarios

  1. María Dolores

    Me encanta todo lo que realizas.
    Gracias por este espacio tan interesante

  2. Álvaro Llorente

    Muchas gracias a ti María Dolores. Me alegro que te haya gustado. Siempre es importante que lo que escribimos con tanto entusiasmo pueda llegar a interesar a otros. Saludos y gracias!

  3. Álvaro,
    Acabo de descubrirte leyendo toda tu serie de artículos sobre los puentes de Madrid…
    Sencillamente impresionante! Chapeau!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad