Restaurante MEJILLÓN, concepto gastronómico belga con patatas fritas

por

Hace unos meses os invitábamos a recorrer Madrid junto a nosotros, en busca de sitios donde el mejillón es el rey. Un recorrido con el que disfrutar de este molusco en sus muchas variantes. Pues bien, en busca de nuevos sitios para la #RutadelMejillon, hemos descubierto un restaurante que acaba de abrir recientemente sus puertas en la zona de Alonso Martínez, os hablamos de MEJILLÓN Moules | Frites | Bières.

¡Nuestras rutas gastro están vivas! Y hoy el Restaurante Mejillón ha conseguido un puesto en el ranking, con dos de los platos de su carta.

Restaurante Mejillón

Mejillón Restaurant se basa en el concepto gastronómico belga, que son mejillones acompañados de patatas fritas y maridados con diferentes cervezas. Utilizan mejillones gallegos de roca que sirven en cómodas cazuelas. Tienes once variedades, elaboradas con diferentes tipos de salsas internacionales, desde la marinera a la belga (apio y chalota), francesa (nata y vino blanco), mexicana (chipotle), peruana (leche de tigre, cebolla morada y maíz), italiana (tomate, albahaca, ajo, guindilla), BBQ (Salsa bbq casera y Jack Daniels), thai (cítricos y lemon grass), hindú (curry rojo) y japonesa (soja y cítricos). Con un guiño a los Tigres de toda la vida, pero con un toque muy personal.

El concepto no es nuevo en Madrid, ya os hablamos de ello en la #RutadelMejillon, cuando descubrimos por primera vez la combinación de mejillones con patatas fritas en Atelier Belge, restaurante especializado en cocina Belga con un apartado especial en la carta dedicado a los mejillones con diferentes tipos de salsa, de una línea similar. En Mejillón Restaurant el tamaño de la ración es de aproximadamente 600 grs y está pensada justo para disfrutar la cazuela de forma individual. Maridándolas con algunas de las 30 referencias cerveceras en carta. Las patatas que sirven de acompañamiento son caseras y puedes repetir.

El restaurante con música ambiente agradable, cuenta con dos zonas diferenciadas, una apartada junto a la barra con mesas altas para una comida más informal y el salón principal en decoración con aires marineros junto a grandes ventanales que inundan la estancia. Nuestra recomendación es que si puedes, escojas una de las mesas pegadas a los ventanales, que son además más amplias.

Restaurante Mejillón

Pero vayamos al lío, su COCINA. Para beber escogimos una cerveza belga de trigo que acaban de incorporar a la carta, la Hoegaarden (3,10€), suave en boca. De aperitivo una crema casera de mejillón con un punto picante, que nos gustó bastante. La sirven con galletas saladas, aunque particularmente preferimos untarla en alguno de sus panes variados con los que acompañan la comida, como por ejemplo el de centeno. Panes de buena miga que posteriormente utilizarás para hacer barquitos en las salsas de los mejillones, una de las mejores partes… ¡no te cortes y moja!

Restaurante Mejillón
Tigres

Aunque tienen una reducida carta de entrantes, junto a algún plato de pasta y carne, nosotros nos centramos solo en los mejillones, comenzando por los Tigres (14€) que son los únicos que sirven en plato. No esperes encontrar la típica croqueta de mejillón, la primera sorpresa es ver que no está rebozado. Lleva el mejillón completo con una crema de triturado de mejillón y espuma de mejillón a modo de bechamel, cubierta por panko que le da el punto crujiente. Nos encantó este plato, una verdadera sorpresa, es diferente y de muy buen sabor. Entran como unas 15 piezas y sus mejillones son de calibre medio, superior al de las cazuelas (pequeño), el mejillón del Tigre es más hermoso. Moja pan en la espuma, es puro vicio.

Restaurante Mejillón
Tigres

Quizás el plato que más nos gusto junto a los Mejillones Japoneses (14€), elaborados con soja y cítricos. Un plato fresco y potente de sabor con un punto ácido en la salsa (que engancha), nos encantó, es para mojar muuuucho pan, y lo hicimos. El mejillón de calibre pequeño.

Restaurante Mejillón
Mejillones japoneses

Y ya por último, escogimos los Mejillones Belgas (10€) con apio y chalota. Flojos los belgas en comparación con los otros que habíamos probado. La carne del molusco de calibre bastante pequeño, escasos de salsa y el apio habría estado mejor más picadito. El mejillón algo pasado al cocerse, encogiéndose su carne y perdiendo tersura.

Restaurante Mejillón
Mejillones Belgas

En cuanto a sus postres caseros escogimos el Suspiro Chai (6€), elaborado con leche condensada, maracuyá y merengue casero flambeado. Muy bueno, excelente recomendación por parte de los camareros. Un postre fresco pero contundente, que se toma hundiendo bien la cuchara hasta el fondo. No querrás compartirlo.

Restaurante Mejillón
Suspiro Chai

Su cocina es ininterrumpida, genial para los que no entendemos de horas para comer y muchas veces el trabajo nos obliga a hacerlo a horas locas. Para terminar la comida, una amplia carta de cócteles diseñada por Joel Jamal, Premio Nacional de coctelería.

Si te gustan los mejillones, márcate nuestra #RutadelMejillon comenzando por Mejillón Restaurant. Estamos deseando volver a pasarnos para probar la opción japo y sus tigres.

¿NOS VEMOS EN MEJILLÓN?

Calle Orellana 1. Metro Alonso Martínez
Horario: de lunes a jueves de 13:30 a 00:00h, de viernes a domingo de 12:00 a 02:00h.
Tlf: 911375785
Más info: http://mejillonrestaurants.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS

  • Responsable: Raquel Camacho Rodríguez.

  • Finalidad: Moderación de comentarios en los artículos y control de spam.

  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo por obligación legal.

  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y supresión de datos.

  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por parte del interesado.

  • Contacto: info@espaciomadrid.es

  • Información adicional: Más información en nuestra Política de Privacidad